sábado, 17 de abril de 2010

ELOGIO DE "LA DUDA"

El significado propio del término duda es el de estado de vacilación o inestabilidad de la mente ante dos juicios contradictorios. Proviene del adjetivo dubius latino, que a su vez deriva del numeral duo, dos, y expresa precisamente eso: el balanceo o vaivén del espíritu entre dos términos extremos opuestos. Es inevitable que, dada nuestra condición humana, dadas nuestras limitaciones e imperfecciones, la duda nos atenace en muchas ocasiones. Sin embargo, la duda, puede sernos muy provechosa. De hecho, la duda, el plantearse ciertos interrogantes, el poner en cuestión ciertas verdades o creencias adquiridas, es el primer síntoma de inteligencia e inquietud. Creer, es asumir sin cuestionar. La duda, por el contrario, despierta en nosotros una necesidad de búsqueda, una necesidad de hallazgo, de descubrimiento, de adquisición de cierta lucidez y comprensión respecto a lo que somos y lo que nos rodea. La duda es un motor, una energía que bien aprovechada nos conduce inevitablemente a la reflexión, al crecimiento, a la expansión de nuestro ser interno. El apremio de la vida moderna es tal, que siempre se nos exige que tomemos decisiones de una manera rápida, que seamos resolutivos, firmes y seguros en nuestras decisiones. La duda ocupa un lugar secundario en el mundo en el que vivimos. No hay tiempo para dudar. La duda es percibida como algo negativo, cuando no hay nada tan negativo como no dudar nunca de nada. La duda es el primer paso para escapar de la ignorancia emocional que reina en el mundo. La duda precede al desarrollo de la conciencia, al despertar de nuestro ser interno.
[Fragmento contenido en mi libro Nunca es tarde]

Frases para la reflexión:

“Hablan mucho de la belleza de la certidumbre como si ignorasen la belleza sutil de la duda. Creer es muy monótono; la duda es apasionante.”

Oscar Wilde


“La duda: la escuela de la verdad.”

Sir Francis Bacon


“La duda es uno de los nombres de la inteligencia.”

Jorge Luís Borges

“Es menos malo agitarse en la duda que descansar en el error.”

Alessandro Manzoni


“Concede a tu espíritu el hábito de la duda, y a tu corazón, el de la tolerancia.”

Georg Christoph Lichtenberg


“La ignorancia afirma o niega rotundamente; la ciencia duda.

Voltaire


“El que nada duda, nada sabe.”

Proverbio griego


“El hombre que empiece con certezas terminará con dudas; pero si accede a comenzar con dudas, terminará con certezas”

Sir Francis Bacon

2 comentarios:

  1. "Si hay duda es porque ya se conoce al menos una certeza" (Wittgenstein).

    ResponderEliminar
  2. Muy buena cita Pedro. Gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails