lunes, 7 de septiembre de 2009

CORAZÓN DE LUTO



Título: Corazón de luto
Autor: Daniel Ramos Autó
Género: Poesía, Prosa poética
Edita: Versos & Reversos
Fecha de publicación: Diciembre de 2008
Formato: Rústico, 14,85 x 10,50, 21 textos
Precio: 5,95 Euros
Compra: Mandando un mail a versosyreversos@hotmail.com
Advertencia: Reservados todos los derechos.


Espacio de lectura. Fragmentos de Corazón de luto:


Título: 10/3/2008 14:15
Existe algo más allá del horizonte que eres tú, y es otro horizonte. Otro horizonte llamado “Recuerdo el aroma a hierba fresca, ahora sí, pues el agua que trajo la tormenta raspó el aire y abonó los arpegios de la tierra”. Después de ti no hay nada es un guiño de la soledad que habla de un destierro que ya quedó lejano. Yo soy un espectro raro de mí mismo y sí, tal vez siga siendo el loco suicida e incendiario que te sigue amando, pero tú ya no eres el espejo donde mi desnudez ancla su fatiga. Mi corazón sigue siendo una muñeca rusa donde tal vez algo de ti perviva en el confín, mas ya no hay debe ni haber en la caja registradora de los sueños miopes que aún te miran, pues saldé mi cuenta con el remordimiento y le puse gafas a mi sentido común. Acciono de nuevo el play de mi alma libre and I’m walking de nuevo on the sunny side of the street.


Título: 16/3/2008 6:11

Noche de humo y bohemia en un karaoke de la calle desesperación. Puretas, freaks, colgados y algún que otro poeta ahogando miserias existenciales a orillas de un silencio congénito. Sobre la tarima de madera se zarandea algún cuerpo anónimo, alguna alma perdida en algún pasadizo del tiempo a la vez que entona La puerta de Alcalá con fervor adolescente. En la coctelera de los sueños sin destino se agita un mundo de mentira, un tejido de ficciones mojadas con licor marca buscador de sueños rotos. Y entre tanto automatismo todo se detiene repentinamente. Se hace el silencio. Todo parece transcurrir de pronto a cámara lenta, y todo porque cruzo una mirada con Anna, una flaca de larga cabellera sentada a dos mesas de mí. Sus ojos atraviesan los míos hasta leer mi tristeza, hasta leer los versos teñidos de horizonte lejano que destila mi gesto sutil. Y en ese instante mágico y cómplice imagino que eres tú quien me atraviesa con otra mentira y con otro abismo, y me doy cuenta de que poco a poco, mientras se derrite el hielo en mi copa, consigo empezar a despedirme irremediablemente de ti.


Título: 17/3/2008 1:23

Sobre el blanco del papel destaca el marrón de la mancha de café. Un montón de notas casi ilegibles y un cenicero lleno a rebosar me trasladan al caótico fervor poético que me poseyó ayer noche. Noche de auténtico exorcismo de palabras y derroches. La melancolía sigue ahí, alimentando el desbarajuste, alumbrando versiones de mí mismo que hasta el momento creía inexistentes. Ya no queda casi dolor, sólo algún escombro, alguna partícula de tiempo perdido a orillas de algún delirio pretérito. Me parece recordar vagamente que anoche y descalza, tu sombra caminó a tientas sorteando las palabras sin dueño que eran mis versos flecha. Creí oír ruido de pasos al filo de la puerta. Creí que la Nada de nuevo venía a por mí disfrazada de ti, con tus mismos labios, con tu misma flaqueza, con tu misma vacuidad. Creí recordar, también, que nunca osaste leer ninguno de mis versos, probablemente por temor a encontrar algún tesoro, algún atisbo de misterio. Creí recordar vagamente que en el fondo nunca me quisiste. Más tarde caí en la cuenta de que tú, como tu sombra, nunca has sido real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails